Los comienzos

En 1906, Georg Allgaier funda una empresa en la ciudad de Göppingen para la fabricación de matrices sencillas de corte y estampado. La industria de elaboración y mecanizado de metales cobra impulso gracias al progreso en el desarrollo tecnológico del automóvil.

Más de diez años después de la fundación de su empresa, Allgaier traslada sus operaciones a la cercana ciudad de Uhingen y una década después comienza a exportar por primera vez grandes cantidades de matrices de estampación de carrocerías hacia Bélgica y Francia. Al final de los años veinte la empresa inicia la producción en serie de piezas prensadas para la industria automovilística.

La consolidación

Poco tiempo después del final de la Segunda Guerra Mundial fallece Georg Allgaier, el fundador de la empresa. Sus herederos prosiguen las operaciones comerciales de la empresa continuando con sus ideas. En 1948, Allgaier inicia la producción de tractores y trilladoras para la agricultura y establece una nueva área de actividad a partir de esas iniciativas.

A mediados de los años cincuenta, Allgaier comienza la fabricación de sistemas de energía eólica que se utilizan en todo el mundo con fines de irrigación. Asimismo, dos años después inicia la fabricación de tamizadoras. De esa forma la empresa abre el área comercial de tecnología de procesos y la demanda de sistemas fabricados según especificaciones en esta área aumenta continuamente.

La internacionalización

A partir de 1975, el Prof. Dr. Dieter Hundt se convierte en el primer Director General ajeno a la familia del fundador en la historia de Allgaier. Uno de los aspectos en los que concentra su actividad es el establecimiento de la marca Allgaier en el plano internacional. En efecto, dos años después de su designación como Director General constituye la primera filial de producción con sede en Francia. Posteriormente adquiere para Allgaier empresas en el estado de Schleswig-Holstein en Alemania, y también en Suecia y España.
En los años ochenta construye una nueva planta de prensas en la casa matriz de Uhingen, así como nuevos edificios para las áreas de actividad de automoción y tecnología de procesos. Allgaier amplía su cartera de productos a través de la adquisición de los derechos de fabricación y distribución para secaderos y enfriadores de la empresa Haag, dedicada a la fabricación de aparatos en Vaihingen/Enz, así como a través de la adquisición de Mogensen GmbH & Co. KG, una empresa dedicada a la fabricación de cribas, situada en la localidad de Wedel en Hamburgo en el norte de Alemania.

A esta serie de adquisiciones se añaden en los años noventa la empresa alemana C.G. Mozer GmbH & Co. KG y la empresa sueca Fredrik Mogensen AB, fabricante de tamizadoras y cribas. A través de la adquisición de dicha empresa sueca de gran tradición que en los años cincuenta ya había despertado admiración con la invención de la criba Mogensen, Allgaier amplía de manera decisiva su cartera de productos en el área de tecnología de procesos mecánicos y térmicos. En 2003, Allgaier adquiere GOSAG S.A., una empresa española fabricante de cribas y sistemas de separación, incorporando así al grupo otra empresa dedicada a esos tipos de maquinaria en Europa.

De empresa pionera a proveedora de servicios

De aquella empresa pionera en tecnología de procesos y conformado de chapas surge muchos años después una empresa internacional que vende con éxito sus productos y servicios en todo el mundo. El volumen de ventas se ha multiplicado por más de diez, desde el equivalente a 25 millones de euros en 1975 hasta los 255 millones de euros de ventas en 2005. En el año 2006 Allgaier celebra con sus más de 1.700 empleadas y empleados el centésimo aniversario de su fundación.
En 2007, Helmar Aßfalg, ingeniero diplomado, asume la dirección de la empresa reemplazando al Prof. Dr. Dieter Hundt, quien fue designado presidente del Consejo de Administración.

Aßfalg extiende consecuentemente la exitosa estrategia de crecimiento que el Prof. Dr. Hundt había iniciado en los años setenta. En 2009 funda en Ciudad de México la filial Allgaier de México dedicada al sector de la automoción. Desde su creación produce esta filial piezas prensadas y componentes para los fabricantes de automóviles y de componentes de automoción situados en la zona del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Un año después se añaden al grupo la filial china Allgaier Automotive Tool & Die Beijing Co. Ltd. y la filial ALMO Process Technology, Inc. en Estados Unidos.

Con estas adquisiciones y la constitución de nuevas empresas, Allgaier sigue escribiendo su historia de éxitos de expansión e invierte precisamente en los mercados que prometen elevadas tasas de crecimiento en el futuro.

Inversiones en los productos y mercados del futuro

También en el futuro Allgaier seguirá extendiendo sus relaciones a largo plazo con sus clientes, se consolidará como productora de componentes y sistemas de gran complejidad y valor e invertirá en determinados productos y mercados del futuro.

Un ejemplo que pone claramente de relieve estas aspiraciones de progreso es la constitución de la filial Allgaier de Puebla en México en 2011, situada directamente a las puertas del centro de fabricación del consorcio alemán Volkswagen. En una superficie total de aproximadamente 7.000 metros cuadrados trabajarán 500 nuevos empleados de Allgaier que se dedicarán al suministro de productos a los mercados de automoción en Norteamérica y Centroamérica.

Otro ejemplo actual de esta expansión es la constitución de una joint venture con la empresa ICIL, licenciataria de Mogensen y fabricante de productos con la tecnología de la criba Mogensen en India. Con esta cooperación Allgaier se propone expandir sus competencias integrales en el campo de la tecnología de procesos y seguir consolidándose en el enorme mercado interior que es la India.